martes, 18 de septiembre de 2012

Capítulo Once

"But it was a trick,
and the clock
struck twekve
Well, make sure
to build your home
Brick, by Boring Brick,
or the wolf´s gonna blow it down"
 
-Brick by boring brick, Paramore.
 
Era como si de repente todo se hubiera detenido. Lentamente, Stan se acercó a Zhack, que sostenía a una pálida Zoe.
"Nos están buscando" el pensamiento daba vueltas en la mente de ella una y otra vez, sin que Zoe lograra captarlo.
"Nos están buscando."
"¿Qué vamos a hacer?" preguntó mentalmente. Stan se unió a su "conversación".
"Conozco un truco."  pensó.
"¿Qué?"
"¿Cuál?"
"Liberum."
"Oh no" Zhack pensó tajantemente. "Ese truco tiene tantas oportunidades de salvarnos como de matarnos."
"¿Qué es liberum?"  preguntó Zoe.
"Lo único que puede salvarnos ahora" explicó su tío. "Fersmoth no nos está buscando de la manera tradicional, él está usando energía. En cuanto nos movamos nos percibirá y estaremos perdidos. El liberum sirve para "liberarte" , por así decirlo, del cuerpo. En realidad sólo nos transformamos en energía, de la clase imperceptible".
"Pudiendo morir en el proceso" pensó Zhack.
"Hagámoslo."
Los ojos violeta oscuro de Zhack se fijaron en los de Zoe casi rogándole, pero ella no estaba dispuesta a cambiar su opinión.
"Pero es peligroso..."
"Pero puede salvarnos..."
Zhack suspiró mentalmente.
"Está bien."
"Ok" pensó Stan " Zoe, cierra los ojos y haz lo que yo te digo: imagina que te conviertes en energía plateada lentamente, desde los dedos de los pies hasta la coronilla." Zoe cerró los ojos y obedeció. "Bien. Poco a poco vas desapareciendo, hasta qie no eres nada más que un par de ojos... Inhala... Exhala... Inhala... Exhala...
"Zoe."
Inhala... exhala...
"Zoe."
Inhala... exhala...
"¡ZOE!"
Zhack gritó en la mente de la chica frenéticamente. Había desaparecido. Por completo. Oh no, sabía que no debíamos hacer esto... ¡¿y si está muerta?! ¡¿Y si simplemente se disolvió en el aire?! ¿¡Y si...- Su preocupada línea de pensamiento fué interrumpida por la aparición de un par de ojos grises a su lado en el aire.
"¡Oye!" reclamó ella. "¿¡Tenías que gritar?!"
Zhack se sentía como si fuera a abrazar a la chica del alivio.
"Uf, me diste un gran susto."
Si el resto de ella fuera visible, habría estado sonriendo.
" Tú, ¿preocupándote por mí? Mira a lo que hemos llegado."
Los ojos violeta oscuro que eran lo único visible de Zhack miraron hacia otro lado.
"¡Nos! Quise decir nos"
Ella rió suavemente.
"Lo que sea que te haga dormir mejor por la noche."
Stan sonrió para sus adentros. Ése par era simplemente muy entretenido.
"Muy bien, muy bien, hay que movernos."
***
"Y... aquí se acaban nuestras chances." Zhack suspiró, mirando con desaliento la enorme pared de piedra que era el precipicio frente a ellos.
No había manera de pasar flotando al otro lado, y si seguían caminando de lado no llegarían a ninguna parte. Pronto anochecería, y los tres estaban exhaustos. El liberum gastaba las energías.
Stan buscó una cueva o fisura con la mirada.
"Tienes razón. Ah, todo esto por nada. Seguro que ahora nos encuentran..."
"O no." Zoe se volvió hacia ellos, los ojos brillándole. "No eres el único que conoce trucos, Stan."
Usó energía para señalar una pequeña fisura lo suficientemente gruesa para que un niño realmente flaco pasara a través de ella.
"¿Ven esa abertura de ahí? Detrás hay una cueva."
"Sí, pero no podemos pasar por ahí." Zhack no quería dejar crecer sus esperanzas. Los ojos de Zoe parecieron sonreír brillantemente.
"He ahí el truco."
"Ok, escuchamos."
"¿Saben como atravesar cosas?"
Los dos hombres intercambiaron una mirada de pura confusión y ella quiso reírse.
"Oh vamos, Stan, tú deberías saber. ¿Acaso no eres de las Tierras Blancas?"
"Los tiempos han cambiado." El guiñó un ojo. "Muéstranos tu sabiduría."
De repente el resto de Zoe apareció y la chica caminó hasta quedar frente a la fisura. Colocó las dos manos frente a ella.
"Ok, es simple. Como el liberum, sólo que no te disuelves." Poco a poco, las manos de Zoe fueron fundiéndose en la roca. "Sólo visualicen."
Stan hizo aparecer el resto de su cuerpo y se encogió de hombros. Zoe ya había pasado al otro lado.
-Zhack, ¡tienes que venir a ver!- ambos la oyeron llamar.
-¿El qué?- preguntó éste.
-¡Sólo ven!
Zhack se disolvió en la pared, y, segundos después, Stan los escuchó llamar desde el interior de la cueva.
-¡Staaaan! ¡¡Ven a ver!!
Cuando él apareció del otro lado, lo que vió fué suficiente para robarle el aliento. La cueva a oscuras estaba repleta de estalactitas y estalacmitas transparentes cuyo interios estaba lleno de algo que parecía agua, en la que nadaban- ¿o revoloteaban?- pequeñas criaturas.
Zhack y Zoe estaban inclinados frente a una que casi llegaba hasta el techo, con las frentes topándose. Parecían un par de niños. Stan se acercó para ver mejor.
-¿Qué son? - preguntó, señalándo a una de las pequeñas criaturas que curioseaba a los recién llegados a través de la estalacmita. Era minúscula, apenas más grande que un alfiler, y recordaba a un hada. Su pequeña cabeza estaba cubierta de mechones de pelo verde, y su rostro parecía en su mayoría conformado por un par de enormes ojos rojo-violeta que ocupaban un tercio de él. Entre ellos había una pequeña nariz que apenas y sobresalía del rostro, y una minúscula boca roja con dos pequeños colmillos. De su espalda salían dos alas de mariposa transparentes.
Zoe tocó la estalacmita con un dedo.
-Son duendecillas de sombra. Bram me contó de ellas una vez... ¡No la toques!- Alargó una mano con la rapidez de un bólido y disparó una onda de energía a la duendecilla que San sostenía.
Ambos hombres se volvieron hacia ella, sorprendidos. La chica se encogió de hombros.
-Les gusta la sangre. Son como mini pirañas, ¿no han visto los colmillos? A Bram una le mordió una vez y por poco pierde la mano.
Stan sonrió nerviosamente y la dejó caer al suelo.
-Ups.
Zoe sacudió la cabeza.
-La próxima vez, ten más cuidado.
Zhack rió.
-Y se supone que eres el mejor guerrero de las Tierras...
Zoe rió con él, mientras Stan se sonrojaba.
-¡Y casi lo derrota una pequeña criaturita!
Ambos rieron más fuerte. Stan arqueó una ceja. Parecía que estos dos se llevaban cada vez mejor. Sólo había que ver la manera en que les brillaban los ojos al ver al otro.
Stan sabía lo que eso significaba.
El llamado de las almas.

4 comentarios:

  1. Hola!!!! aaaaa ya quiero saber que pasa!!!! plissss publica rapido!!! jeje me encanto el capi
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trataré!!! :D Que chachi que te haya gustado!!!
      -Pao

      Eliminar
  2. Holisss Pao!!!! ajjaj Oh, em acabo de terminar de leer toda tu nove, ejem, solo hbai levado al capi 7 & ahora que ya me lei el 12 aahhhhh *muero* Quieor otro!!!! ajajaj Bueno, beso:*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegra que te haya gustado!!! Si puedo mañana subo el siguiente ;)
      -Pao

      Eliminar